Follow by Email

segunda-feira, 28 de janeiro de 2008

"Ojos" un bello relato de amor de Xavi . en su Blog Pajaros Mojados .





Tú miras hacia el mar en las playas de Diego Vasallo. Yo te miro a ti, como el que observa paciente la luz de un faro que trata de conquistar un cielo nublado. Te he contemplado. Te he adorado. Te he deseado. He llegado a quererte hasta batir todos los récords mundiales. Nos unieron la palabra sinergia, los coches de alquiler, los paisajes desérticos, los cines vacíos, los poemas de José Hierro, las ganas de frío en pleno verano. Empezamos a fabricar los momentos sin pretenderlo, improvisándolo todo, partiendo de ALGO y añadiéndonos suerte y ganas. Tú me ayudabas poniendo tu mano en la mía sobre el cambio de marchas, recortando instantes sin pisar el freno. Ahora mis ojos tiemblan y resbalan sobre cada matiz de tus gestos y, por tu culpa, las palabras nos llevarán más allá de los mapas escuchando, a la vez, a los mismos locutores de Radio 3, esos que con su voz de canalla seductor te cuentan historias para hacer una buena siesta. Ahora tú me miras y yo te devuelvo cada uno de los abrazos que me regalas cuando despierto, como si fuera tan fácil. Me contemplas. Me adoras. Me deseas. Es más, nos queremos como nunca podríamos haber querido a nadie capaz de volar... y sí, también nos dejamos querer. Si te busco, me dejas pistas para que te pueda encontrar. Si me pierdo, sólo tú sabrás "y dónde y cómo y cuándo". Y entiendo por qué tienes los ojos grandes y para qué me das esos besos cuando me llevas de excursión a los rincones donde te preguntas sobre el sentido del sinsentido. De mi calle a la tuya, hasta la parada del autobús, y después allí, donde una lavadora de juguete centrifugara en un escaparate cualquier rastro de nuestro pasado, en la calle San Fernando, y en 65 minutos. Yo me voy aprendiendo tu tacto y tu olor, por si me quedo ciego a estas alturas, y camino recorriendo tus pasos por el túnel que nos lleva hasta tu casa donde tú, otra vez, me redescubres la vida, como un regalo sorpresa, cruzando sus pasillos laberínticos, hasta alcanzar una habitación con el número 7 en la puerta, detrás de la cual todo signo de tristeza se canjea por una felicidad generosa e infinita, detrás de la cual todas las películas pudieron rozar siempre el happy end tan complejo y tan anhelado de la realidad. Tus ojos esta tarde han vuelto a reír, al comienzo del invierno...

quarta-feira, 16 de janeiro de 2008

las cosas ...


que lindas son las cosas ...

las que tienen vida ...


terça-feira, 15 de janeiro de 2008

"La Chascona" de Neruda


En santiago está "la chascona" (una de sus casas) ... el alma de Neruda y Matilde también ...

en cuanto la chica que nos guiaba por dentro de ella nos contaba de como Neruda habia pensado y proyectado su casa y los objetos que la habitaban ...

senti que neruda ... jugaba con nosotros en ese momento ...

en cada cosa que miraba podia ver su presencia viva

es extraño sentir que todo tiene vida ... mismo en su ausencia corporea ...

la mesa en donde reunia a sus amigos fue algo que me impacto

ella estaba a la espera que nos sentaramos en ese exacto instante !

... las copas de cristales rojas y verdes! ... que bellas son


nos contaba la niña que a Neruda esas cosas de las copas de cristales colorido les ponia toda su intención ...

cuando estaba compartiendo con sus amigos les servia el agua en los cristeles rojos y verdes ... decia que era magico, pues el agua en los cristales coloridos se convertian en un otro sabor y se llenaban magia y poder ...

y a los que no les caia muy bien o no los estimaba de verdad, les servia el agua en las copas de cristales sin color ... era penas agua lo que les ofrecia! ... Vaya! ... este poeta pense ... siempre con la suya!


Neruda estaba presente! , no tenia dudas ...


por pequeños fragmentos de tiempo ... todo se hizo silencio ... apenas el poeta

sus botellas y cristales sus muñecas ... sus caracolas ...

y a la niña ... no se le oia su voz ...


era apenas el poeta ahora ... y su poesia ...


cuando por fin de vuelta a la realidad

me costo salir de la casa de Neruda


caminaba por la calle ... por su calle ...


mire hacia atrás ...

pude verlo sonreir suavemente con su boina gris

Adios Neruda ...

le dije bajito ...


Adios Chile ... tierra del poeta

mi tierra amada


Adios ... (me dijo el poeta)