Follow by Email

sexta-feira, 15 de fevereiro de 2008

... Deseos ...


Hoy tengo ganas de escribir cosas que deseaba haber hecho pero, no las hice ,,,

Cuando estuve en Chile en mis vacaciones parte de diciembre del 2007 y enero de este año, me habia propuesto un rotero para "visitar" los recuerdos de mi infancia y de mi corta adolecencia en mi tierra natal ... precisamente en Arica !

Lo primero que deseaba era caminar por el barrio de mi niñez, recordar con los ojos del corazón las calles donde jugue al "Luche" o donde me sente todas las tardes en la puerta con mis muñecas ... recuerdo tenia una muñeca adorable que tenia dos caras una que era de dar risa y otra cara que lloraba ...
Recuerdo también la espera ansiosa por el "caballero", que vendia "harina tostada" ,,, podiamos comerla pura con azucar o mezclarla con agua, cuando la comiamos con agua y azucar la llamabamos de Ulpo ,,, que Rico era! ...

Habia mucho que visitar ,,, pero en realidad mi felicidad era apenas construida por unas pequeñas callejuelas, mi barrio era una manzana ,,, como se dice en Chile ,,,

pero que imensa era para mi entonces ...

No fui, no visite mi barrio ni mis calles ...

Otro deseo era el de caminar todos los dias por La Costanera, me lo habia propuesto ...

Sentir la brisa del mar en mi cara, y recordar aquellas tardes de invierno en que salia de la escuela y me hiba a caminar sin rumbo y a recoger conchitas por la arena ...

Tambien, no tuve tiempo para recorrer mi trayecto solitario ...

Existe una plazita que me recuerda un encuentro antiguo ... soñe tanto sentarme en aquel banco y recoger del viento los susurros de aquellas horas ...

Tampoco ocurrió ...

Me pregunto a mi misma ...
El por que no quise visitar mis recuerdos, justo cuando los tenia en mis manos? ...

Creo que la respuesta es que nunca se sabe lo que podria ocurrir al ver los lugares que nos hicierón felices un dia ... puede ... que al llegar no haiga, no sobre nada de lo que esperabamos encontrar ...

Quizás pienso fue una manera de mantenerlos vivos en mis ojos de antaño ... no lo se ...

puede ,,,, que si ...





5 comentários:

José Felipe Guatura disse...

Olá!! =]

Adcionei você também!!

O Héctor sempre fala de você. ;)

jessica vega disse...

que bom felipe ... vou te ler ...
acho que as diferenças de idade ,,,
nos oferecem outros angulos ,,,
abrço !

Fermina Daza disse...

¡Hola, Jessica! Hoy, buscando una poesía de Cortázar en mi blog te he descubierto. No sé si en su momento te devolví la visita, la verdad es que no lo recuerdo, pero he entrado en tu casa y he leído este post sobre tus recuerdos. Me he sentido muy identificada con lo que dices, yo tampoco hubiera vuelto a aquellos lugares, y creo que es por lo que apuntas, porque quizá se desmoronarían, porque las cosas no fueron como hoy las recordamos, o quizá porque dolería mucho sentir de nuevo aquellas sesaciones que tuvimos cuando eramos apenas unos niños. Hoy lo veríamos con otros ojos y tememos que aquello que guardamos en nuestro corazón pierda de golpe toda su magia. No sé, son reflexiones que me hago sobre la marcha, a golpe de impulso, provocados por la lectura de tu entrada que me ha parecido muy, muy entrañable. Veo que tu último post es del mes de febrero, espero que no te hayas olvidado de este blog tan bonito que tienes.

Un abrazo, amiga

Irene

jessica vega disse...

querida fermina ... gracias por tus bellas palabras ... aveces estoy segura que escribo para acalmar mis angustias y fantasmas que rondan mi cama todas las noches...

creo que despues de una cierta epoca en nuestras vidas,lo que buscamos hacer son las pazes con los recuerdos de lo que fuimos un dia ...

en eso siempre me acabo enredando ...
pues, siempre reencuentro a la niña que fui en mis relatos ...

quiero abrazarla, acojerla
o apenas entenderla ...

un delirio ...talvez ...
pero en fin ...

siempre dejamos nuestras marcas ... en todo
en todo ...no?

abrazos fuertes en ti
cariños
jessica

caselo disse...

Jessica a veces es mejor que los recuerdos nos acompañen adheridos al alma. Lugares. canciones, olores, sabores, toda la magia de los tiempos vividos brotan por cada espacio de nuestra piel. Pero a veces también es bueno recoger los pasos, caminar al revès para encontrar dispersas en la arena las huellas de alegría, dolor, nostalga, esperanza.
Un abrazo desde Colombia
Carlos Eduardo